Tren de noche a Lisboa (#Cajas Críticas)


Son cientos de miles, de millones, de trillones, de incontables… las cosas que ocurren a nuestro alrededor de las que no somos conscientes ahora y probablemente no lo seamos nunca. Aunque, estoy pensando, que quizá sí, con una posibilidad entre tantos millones de que ocurra la casualidad perfecta que nos una a un acontecimiento al que en principio, los astros no nos habían asociado.

En mi opinión, en España somos bastante ineptos hablando de historia, no conocemos la nuestra propia prácticamente y mucho menos la de alrededor. La última vez que se me ocurrió preguntarle a un paciente de 17 años por la figura del caudillo sus referencias al respecto fueron “ese que se parecía a Hitler y que mataron de un tiro en la guerra”. Cómo me voy a plantear si quiera preguntarles si son conscientes de que durante la dictadura en España hubo otras en Europa. Entre ellas la de Salazar, en Portugal.

Hace una semana aproximadamente di con una película producida en 2013 y protagonizada por un ya no tan sexy Jeremy Irons que me enganchó desde el primer momento como sólo suele conseguir Paul Auster y además, con la misma técnica que él, que es, como trataba de introducir en el primer párrafo: con una perfecta casualidad.

En este caso al profesor al que da vida Irons y que se dirige corriendo a clase bajo una densa lluvia otoñal se le presenta la imagen de una mujer, de abrigo rojo (poco discreto para cometer una locura) que trata de tirarse desde lo alto de un puente de la ciudad de Berna (Suiza). El profesor se dirige precipitadamente hacia ella para realizar un placaje que evite la catástofe. Ella, sorprendentemente seria le pide que le permita acompañarlo a donde sea que se dirija.

La cuestión es que allí se ve el hombre, profesor respetado y serio con una señora a la que no conoce delante de treinta adolescentes cuchilleantes. Para terminar de solucionarle el papel al profesor, a mitad de clase la misteriosa mujer desaperece y se marcha sin dar más explicaciones, dejando su abrigo en un banco de la clase con un libro y un billete de tren dentro que desencadenará el resto de la historia.

La curiosidad, la necesidad de dar sentido a una vida aparentemente insulsa, aburrida, sin margen para la diversión o la incertidumbre hace que el profesor comience a leer las palabras que han podido llevar a que una mujer preciosa de treinta años quiera acabar con su vida. Las palabras allí escritas lo enganchan desde el primer momento, y encontrando el origen del libro en Lisboa a donde curiosamente tambien se dirige el billete que acompaña al abrigo no duda en largarse de su ciudad, dejar su trabajo y presentarse allí en busca de una historia por la que merezca la pena seguir viviendo, algo que lo rescate del abismo que le evitó a aquella chica pero por el que él ya se había precipitado décadas antes. (Metafóricamente hablando).

La película tiene mucho bueno. Un reparto ejemplar, por ejemplo. Una fotografía muy europea que nos permite ver seductora a la Lisboa descuidada y anciana en la que transcurre el 90% del film. Un repaso por la historia de nuestros vecinos, que lamentablemente pocos conocen.

Pero no todo son virtudes, en algunas ocasiones resulta lenta. La trama se enreda a veces hasta un punto en el que parece forzada y lo que busca el espectador respecto al morbo de lo que pueda ocurrir entre personajes por edad o por carácter absolutamente opuestos lo pasan de puntillas, dejándote con ganas de más, pero no de más minutos, sino de más acción.

En definitiva, es una buena opción para un viernes o un domingo por la noche, solos o en pareja si os gusta el cine independiente y poco comercial. Podéis darle la oportunidad de que os seduzca como me sedujo a mí, pero no esperéis una película que os deje sin aliento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s