No mires atrás #cajas desilusionadas


September 17, 2014

Trato de que esta web sea bastante fluída, pero a modo de diario no sé si consigo que mi vida sea tan interesante como cabría esperar para generar tráfico.

Estamos a miércoles y el fin de semana pasado al final no salí de camping. Este fin de semana tampoco lo haré. Hoy tengo un dolor de cabeza tremendo y no me apetece pensar en nada. Lo bueno de vivir junto al mar es que en estos días horribles en los que parece que te va a explotar el cerebro y sientes ese dolor punzante encima de las cejas puedes bajar, caminar y caminar hasta que las piernas digan basta y sentir la compañía del agua, que va y que viene y que no te pregunta por qué estás allí. Es más, si lo deseas hasta te abraza.

Siempre digo que si miras hacia atrás es porque todavía no estás segura de que el camino por el que andas sea el correcto, pero a veces complicado no girarse. A días te invade la inevitable nostalgia, la necesidad de cariño, de que te toquen, te besen o te abracen y necesitas que tu mente se pare, haga un anclaje, diga STOP y abra la #caja de las desilusiones, las relaciones son muy bonitas hasta que…:

-Te das cuenta de que no compartes objetivos o aficiones. Que o dedicas tiempo a lo que te gusta o a la pareja que lo exige.

-Que la pasión se termina y que el deseo muere lentamente porque la rutina, los roces y los desacuerdos se hacen diarios.

-Que ya no tienes intimidad. Que te miran el móvil, el ordenador y controlan tus pasos.

-Que las manías de uno son incompatibles con las del otro y te sorprendes esperando a que él falte a una de tus normas para saltar con un grito y montar la bronca de la semana.

-Que al final parece que te sientes más cómodo en el conflicto que en la cordialidad y que hace falta pelearse para que la pareja tenga sentido.

-Que no te gustan sus amigos y que con el tiempo los soportas menos.

-Que tus costumbres familiares y las suyas son tan dispares que te entran nauseas de pensar cómo educaréis a vuestros hijos.

Y todo eso (que es mi experiencia y no tiene por qué ser la de nadie más) es importante no sólo recordarlo, hay que exagerarlo, dramatizarlo e interiorizarlo para que así esa necesidad de cariño que sientes y que piensas que solo él te podría calmar… se te pase automáticamente. Creo que ya me encuentro mejor y no pienso girarme a mirar cuántos kilómetros de playa me ha costado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s