Sol de Invierno


 

Hace justo un año viajé a Ibiza por primera vez. Uno de esos viajes pasionales que perduran para siempre en la memoria. Mientras estaba en el aeropuerto, mirando por la cristalera de la T4 del aeropuerto de Barajas, recibí la dedicatoria del poema que aquí os escribo.

Leerlo junto a esa ventana infinita, con el sol de media tarde iluminando mis manos, me hizo darme cuenta de todo aquello que es invisible a los ojos hasta que aparece un poeta. Que la poesia es un arma que muy pocos saben manejar y que los que lo hacen no perecen nunca, a pesar de que trate de matarlos esta, muchas veces insensible, humanidad.

 17

Sol de invierno

Del poemario “Aprendiendo a volar” de @poemios

Vida es
invierno de espuma
entre olas de sol,

entre aguas que flotan
y bailan
siguiendo tu son.

Vida es
invierno que tocas
quemando el calor,
rojez en mis yemas
saladas
de restos de flor.

Vida es
invierno esperanza:
almas desubicadas
cuadrando sus puzzles
en hojas calcadas.

Vida eres
tú que sueñas,
que no te conozco
y te cuido mimada
no te me quiebres. (saudade)

Vida eres
tú que luchas,
que pintas un mundo
a tu antojo y lo gritas
a mil cobardes.

Vida sería
un invierno contigo
de mochilas gastadas, mantas e incienso,
ratos que vuelan, charlas al viento;
de discos cansados, vaho en ventanas,
pelis con nubes, relojes parados;
de risas guardadas,
de abrazos colgados,
de mundos inciertos que esperan callados.

Vida es un sol de invierno,
una primavera en un cuento
leído al naranjo en verano y
dormido a tu vera en otoño.

One thought on “Sol de Invierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s