La despedida de Oliver Sacks


Hace prácticamente una década, cuando iniciaba mis estudios de psicología diferentes asignaturas me llevaron a descubrir aspectos de la divulgación científica que hasta entonces nunca hubiera imaginado. Entre los autores que que captaron mi atención y desarrollaron en mí el amor que siento por lo que hago se encontraba Oliver Sacks.

“Para mí es fundamental la relación que se establece entre enfermedad e identidad y la forma en que la gente reconstruye su mundo y su vida a partir de esa enfermedad”

images (3)Oliver Sacks, neurólogo y escritor… a muchos quizá no os suene pero es el autor de obras como El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, Un antropólogo en Marte, El tío Tungsteno, Con una sola pierna o La isla de los ciegos al color. Quizá el más conocido sea el primero que he nombrado.
Sacks ha contribuído a que nuestra empatía se acerque a la gente que por enfermedades o características cerebrales ven la vida de una forma que sin él no podríamos si quiera imaginar. Consigue que consideremos cuál sería nuestra postura ante una enfermedad neurológica o cómo viviríamos si tuviéramos que percibir el mundo con la mitad de los sentidos que tenemos. En Un antropólogo en Marte dice “Para mí es fundamental la relación que se establece entre enfermedad e identidad y la forma en que la gente reconstruye su mundo y su vida a partir de esa enfermedad”,  “Todos los casos que expongo en este libro han descubierto una vida positiva que surgía tras una enfermedad. El pintor que tras perder la visión del color no desea recuperarla. El ciego de nacimiento que recobra la vista hacia la mitad de su vida y no puede soportarlo. La mujer autista que encuentra en el autismo una parte de su identidad… Pero no quiero parecer sentimental ante la enfermedad. No estoy diciendo que haya que ser ciego, autista o padecer el síndrome de Tourette, en absoluto, pero en cada caso una identidad positiva ha surgido tras algo calamitoso. A veces, la enfermedad nos puede enseñar lo que tiene la vida de valioso y permitirnos vivirla más intensamente”images (4)

Ahora, tras mostrarnos todas esas caras, de todas esas personas que se han enfrentado a la vida con dificultades extraordinarias, ahora es Sacks el que se ve obligado a mostrarnos su propia realidad. 

El pasado miércoles Sacks anunció en el New York Times su retirada a los 81 años debida al diagnóstico de un cáncer. El pronóstico: unas semanas de vida. Quizá la experiencia de lo visto y escrito o la templanza que ofrece la edad le facilitan ver la situación de la forma que lo hace y quizá por última vez transmitir la visión de un enfermo rematando su obra, desgraciadamente, en primera persona.

“No puedo decir que no tenga miedo. Pero mi sentimiento predominante es el de la gratitud. He amado y he sido amado; he dado mucho y me ha dado bastantes cosas; he leído, viajado y escrito”.

Al final, en la vida lo que leemos, escuchamos o vemos a través de otros y nos imOliverSacks1_byElenaSeibertpresiona y recordamos es tan importante como nuestras propias vivencias y eso es gracias a la memoria con fallos de la que disponemos los seres humanos. Dice Sacks “La indiferencia sobre las fuentes nos permite asimilar lo que leemos, lo que nos cuentan, lo que dicen otros y pensar, escribir y pintar, de una forma tan rica y tan intensa como si fuesen experiencias primarias. Nos permite ver y escuchar con los ojos y los oídos de otros, entrar en la mente de los demás, asimilar el arte y la ciencia y la religión de toda una cultura”.

Ojalá haberle leído, admirado y seguido durante estos años me ofrezca, si algún día me veo en la situación, la mitad de laentereza que él tiene ahora mismo. Maestros como él se encuentran pocos a lo largo de la vida y esta noticia, para mí hoy, ha iniciado un duelo.

3 thoughts on “La despedida de Oliver Sacks

  1. Es impresionante la elegancia, si. Yo creo que muy poca gente sería capaz de afrontar así su propia extinción. Marco Aurelio fue otro grande este aspecto…pero se pueden contar con los dedos de una mano creo yo. Esto los hace más grandes todavía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s