La chica danesa


La-chica-danesa_ampliacion
La chica danesa
Año: 2015
Título original: The Danish Gir
País: Reino Unido
Duración: 120 minuto
Presupuesto: 20.000.000€
Género: Biografía, Drama, LGTB
Calificación: No recomendado menores de 12 años
Director Tom Hooper
Guión Lucinda Coxon (Novela: David Ebershoff)
Música Alexandre Desplat
Fotografía Danny Cohen
Reparto Eddie RedmayneAlicia VikanderMatthias SchoenaertsAmber HeardBen WhishawSebastian KochVictoria EmslieAdrian SchillerRichard DixonPaul KerryHelen EvansMichael Gade ThomsenAlicia Woodhouse

 

Por Bea Martínez 240834_101020693324730_1027392_o (1)

Nos encontramos en plena temporada de premios. Dentro de dos meses se entregarán  los galardones a las favoritas del pasado año. En España, los estrenos cinematográficos de algunas películas no son los mismos que en el país de origen, y es lo que ha sucedido con La chica danesa que, llegaba a nuestros cines el 15 de enero de 2016 pero que pertenece al ciclo 2015. Esta película opta a 4 Óscar, entre ellos el de mejor vestuario, que puede recaer sobre el español Paco DelgadoLa chica danesa también cuenta con cinco nominaciones a los Bafta, los premios más importantes del Reino Unido.

No conocía la historia, pero me atrajo desde el primer momento en el que me llegó un adelanto de la misma. Siempre me han gustado las historias que reflejan -a través de la ficción- realidades complicadas en contextos pasados, así que esperaba con deseos esta película y no me ha decepcionado en absoluto. Un magnífico trabajo a todos los niveles tanto artístico como técnico en una perfecta comunión; un homenaje a la belleza, tanto a nivel estático en los cuadros que aparecen como dinámico a través de la vida de sus dos personajes protagonistas y el entorno que los rodea.

Una película que tiene la peculiaridad de que narra la vida del primer hombre que se sometío a una operación de cambio de sexo. El historia nos emplaza a los años ´20 a la vida de Einar Wegener un pintor danés que está felizmente casado con Gerda Wegener también pintora de profesión. Son seis años de felicidad en los que buscan además la concepción de su primer hijo. De forma casual, y como un juego inocente, el pintor posa de modelo, en concreto de bailarina para que su esposa pueda terminar una pintura y poco después se disfraza adquiriendo el rol de mujer para asistir a una fiesta. Como resultado de este travestismo –aparentemente inocuo- se desencadena en el propio Einar la pérdida de su identidad sexual. Tenemos que tener en cuenta de que nos encontramos en una época llena de convencionalismos donde por el momento no había ninguna explicación científica de lo que le estaba sucediendo. El matrimonio trata de buscar ayuda médica, pero el resultado es escalofriante, pues en lugar de ayudarle, le tachan de loco y quieren encerrarlo en un sanatorio mental. Solo el apoyo incondicional de su mujer hará que logre enfrentarse a sus propios miedos, buscar su propio yo, como mujer, bajo el nombre de Lili.

La película destila belleza desde el minuto uno cuando te presenta el entorno donde se va a desarrollar la historia. Una belleza que es capaz de convertirse en un personaje más en la película. Un entorno que es capaz de evocar sentimientos para el espectador. Los paisajes expuestos como pinturas, trasmiten a pesar de que se ven en una pantalla, momentos de reflexión y de tranquilidad. Una fotografía muy cuidada de gran sencillez, donde las paredes vacías se llenan en el momento en el que aparecen los personajes protagonistas, porque hemos de decir que tanto Einar como Gerda tienen en nuestra opinión el mismo protagonismo. Es una historia que busca la empatía con el espectador.

Si bien, la historia se centra en el primer hombre transexual, es muy interesante descubrir, sentir y vivir el amor incondicional de esa mujer para con su marido. Un hombre de gran presencia y masculinidad que de forma progresiva, se transforma en una mujer de gran delicadeza, sutil y de femenina; una nueva imagen que logra el éxito además como pintura en las manos de su mujer. Una relación de pareja muy intensa, un amor desmesurado que a pesar de que ella, añora a su marido, y su contacto, se mantiene en su vida con de las dificultades, el sufrimiento y el miedo e incluso de la soledad.

En un momento puedes plantearte la necesidad de conocer algo más del pasado del protagonista, saber cómo había sido su vida pero el discurso y la trama son tan certeros y están tan bien resueltos -sobre todo en la escena final- que te das cuenta de que no son necesarios más personajes. Que los secundarios, tal y como se presentan y con su exquisita dramatización son guindas que ayudan a valorar y comprender todavía más el contexto histórico..

Soy una firme defensora de ver el cine tal y como se realiza, y he decir que disfruté con la película en VOS. No es una película con grandes diálogos y al ser acento británico a los personajes se les entiende sin ningún problema.

En resumen, una historia cercana, que te atrapa. Intensa y que trata un tema tan actual y universal como es la importancia de respetar al ser humano con independencia de su sexo o condición.

3 estrellas de 4