ESPECTROS


Por Joaquín Juan

 

¿Cuántas cortinas tuvieron que abrirse,

cuántos esposos regresar de la guerra,

cuántas huellas en el piso de arriba,

hasta que Nicole Kidman

pudo darse cuenta

de que Fionnula Flanagan tenía razón?

 

Los otros eran ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s