Más allá del invierno

Hace unos días volví de una acampada. Me gusta viajar con buena compañía y además de buenos amigos me gusta llevar mis libros. En esta ocasión elegí Más allá del invierno, de Isabel Allende.

Sello: PLAZA & JANÉS
Precio ebbok: 12.99 €
Precio tapa dura: 22.90€
Fecha publicación: 06/2017

Richard es un profesor de la Universidad de Nueva York judío y casi viejo. La vida de Richard hasta el momento ha sido difícil y su corazón se ha vuelto uraño y esquivo.  Vive desde hace años en Brooklin gracias a una compra-chollo que le facilitó un amigo. descargaDispone de un apartamento para aquiler o visitas en los bajos de su casa. Su padre, más viejo, vive en una residencia a unas manzanas. La compañía que ambos se hacen es prácticamente la única que tienen.

Lucía es una profesora visitante en la Universidad de Nueva York, algo más joven que Richard. Divorciada y desengañada de las relaciones, con una hija fiel y peculiar que representa para ella el apoyo necesario para seguir adelante. Lucía es una superviviente del amor, del cáncer y de Chile, de donde tuvo que huir muchos años atrás, una optimista radical. Ahora vive en el apartamento que le ha alquilado Richard.

Evelin es una joven guatemalteca que perdió la fluidez en el habla cuando vio a su hermano muerto en la calle. Tras ser violada y casi asesinada por la misma banda que había matado a sus hermanos emprende una huida el norte. Ahora vive en Nueva York y cuida a un niño con parálisis cerebral en una casa de ricos.

Tras una tormenta de nieve en Nueva York por fin se puede volver a salir a calle. Richard vuelve de dejar a su gato en el veterinario cuando de pronto golpea por detrás a un Lexus del que baja Evelin. Y aquí empieza el thriller.

Isabel Allende toma el ritmo y el sentido del thriller para contarnos la historia de tres isabel_allende_versionfinalpersonas con un pasado intenso. Los capítulos del libro saltan del pasado al presente y nos ayudan a ir comprendiendo mejor a cada uno de los personajes. Nos traslada a lo mejor y a lo peor de la humanidad y nos muestra la cara oscura de algunos paises latino americanos.
Posiblemente sea uno de los libros más personales y duros de Allende, ya que se tratan algunos hechos conocidos de la biografía de la autora; la pérdida de un hijo o el amor por un americano en el invierno de la vida son algunos ejemplos.

El libro se deja leer con mucha fluidez y engancha desde el primer momento. Quizá no sea tan llamativo, original o sorprendente como El amante japonés, pero deja buen sabor de boca y se puede recomendar casi con toda certeza de éxito.

 

Las chicas Gilmore: una serie imprescindible

1454151537_632011_1454152953_noticia_normalCuando tenía quince años había una serie en TV a la que estaba enganchada y que desapareció repentinamente: Las chicas Gilmore. Esta serie, a simple vista sencilla, contaba la historia de Lorelay, una madre joven -36 años- y Rory, su hija de 16 -de ahí lo de madre joven-. Viven juntas en un pueblo ficticio de Connecticut, Stars Hollow. Lorelay es hija de Emily y Richard Gilmore, un matrimonio muy adinerado y posicionado en la alta sociedad el que huye al dar a luz para evitar que estos sigan dominando y dirigiendo su vida y la de su hija, a pesar de que eso la obligue a empezar de cero y salir adelante a base de mucho esfuezo.  A raiz de que Rory se descubre como una estudiante modelo que quiere ir a Harvard, Lorelay se ve obligada a acudir a sus padres para pedir ayuda económica y meter a su hija en Chilton, la mejor escuela de la zona. Emily, la madre de Lorelay, aprovecha esta circunstancia para recuperar la relación con su hija y su nieta y accede a darles el dinero con la condición de que acudan cada viernes a su casa para cenar en familia. Esta última condición es la que da sentido y estructura a una trama aparentemente sencilla pero que te atrapará por las siguientes circunstacias:

  1. El carisma de los personajes. Los personajes de la familia Gilmore están muy bien definidos e interpretados. Consiguen que los adores incluso en sus peores momentos. No son perfectos, todo lo contrario y esa humanidad los hace adictivos.
  2. Los diálogos. La elocuencia, la rapidez y la creatividad de los diálogos hace que pases de reir a carjadas a emocionarte en cuestión de segundos. Te conviertes, inevitablemente, en un adicto a las respuestas de Lorelay y a la complicidad manifiesta en los diálogos entre ella y su hija.
  3. El pueblo. Stars Hollow es un pueblo en el que a todos nos gustaría vivir. A pesar de que parece que los personajes son entrometidos y que no hay margen para la intimidad se presenta como una sociedad colaborativa y muy positiva, cada personaje del pueblo solo quiere lo mejor para los demás y esa bondad han conseguido equilibrarla con el humor para que resulte divertida en vez de empalagosa.
  4. Los personajes secundarios. Están igual o mejor trabajados que los principales ybishop-herman se convierten en necesarios para el espectador a pesar de que su apariencia sea circunstancial o aparentemente superflua.
  5. Los valores. El guión trabaja diferentes valores en la familia, los vecinos, el trabajo, la amistad, el amor, los centros educativos… Por complicados o rebeldes que sean los personajes siempre muestran unos valores claros que ayudan al espectador a empatizar con ellos.
  6. Los defectos (que no las rarezas) de los personajes. Los principales personajes tienen muchos defectos a pesar de ser geniales. Lorelay se hincha e hincha a su hija a comida basura porque no es capaz de cocinar y es una gran inmadura, los abuelos Gilmore son egoistas y egocéntricos, Rory en ocasiones es cargante y pusilánime. Sin embargo eso es lo que los hace atractivos y lo que nos muestra constanmente que no tenemos que ser perfectos para ser valorados. Te ayuda a identificarte con los personajes. Todos tenemos un poco de cada uno.
  7. Las rarezas (que no los defectos). Todos tienen un punto raro. El que no es un obsesivo es un escéntrico y el que no es un antisocial y el que no tiene grandes problemas de personalidad o control emocional. Es la combinación de todas esas rarezas la que hace de Stars Hollow el pueblo perfecto.
  8. Las constantes referencias culturales. Los personajes, en diferente grado, son personas con curiosidades, formación y talento. En los diálogos son manifiesta descarga (1)constantemente con referencias reales a la cultura literaria, musical y artística del último siglo, incluso puedes tomarte algunas recomendaciones que hacen entre ellos como propias y seguir las lecturas de Rory, Paris y Dean o los grupos musicales de Jess o Lane…

En definitiva, todo lo que comento aquí se resume en un gran guión con unos diálogos sin ningún tipo de desperdicio. Y como Netflix acaba de sacar los cuatro capítulos que por fin cierran la serie que nos dejó en ascuas en el 2007 ¿por qué no aprovechamos y la vemos o la volvemos a ver? ¡Espero que este post os anime a hacerlo!

 

Algo cambió mi vida

Cuando tenía 13 o 14 años sufrí en mi espalda un pequeño accidente hospitalario. Fue una de esas veces en las que vas a que te curen y te vuelves peor. El caso es que gracias a una doctora, que no citaré porque me consta que sigue en activo, me pasé cerca de mes y medio con la prohibición de mover la espalda y, por tanto, de salir de la cama. En el transcurso de, lo llamaré así, mi retiro espiritual, sucedió algo que no podía preveer y que cambiaría mi vida para siempre. Sé que te mueres por saberlo, baja al siguiente párrafo.

Cuando tenía 13 o 14 años viví una experiencia increíble. Fue una de esas veces en las que alguien aparece en tu vida por casualidad y te sorprendes deseando que no se vaya nunca. El caso es que, gracias a él, me pasé cerca de un mes y medio, a pesar de una circunstancias de mal pronóstico para mi salud, riéndome sin parar. En el transcurso de ese mes y medio, en el que por una negligencia médica había perdido la movilidad de pecho para abajo, sucedió algo que cambiaría mi vida para siempre. Sé que te mueres por saberlo, baja al siguiente párrafo.

Cómo cambia la vida según la contemos. No deja de sorprenderme el poder del lenguaje.
Cuando tenía 13 o 14 años me trajeron al hospital un DVD de Les Luthiers que se titulaba Humor Dulce Hogar y fue el primer regalo que me hizo Antonio. Seguramente, si cualquiera de vosotros empezase una relación con una señora cuya hija está entrando en la adolescencia no pensaría nunca en ese regalo, pero él sí, sin subestimar mi sentido del humor ni mi capacidad para comprender esas bromas ligüísticas en el espectáculo con mayor valor político del grupo argentino, se convirtió en mi cómplice.

Les Luthiers han sido y serán una referencia en mi vida, la señal de un punto de inflexión en el que todo cambió para siempre. Pero sobre todo han sido mi recurso en los peores momentos y el mejor regalo de los que me han querido. Esta semana han sido Premio Princesa de Asturias y Antonio ya no está aquí para celebrarlo conmigo, pero el próximo 22 de septiembre estarán en Madrid y es posible que alguien que lea este post – y aquí disparo varias balas- vuelva a hacerme el mejor de los regalos de cumpleaños. Porque para bien o para mal, ellos, y en el fondo Antonio, me enseñaron a contar la vida de la forma más bonita.