Entrevista a @vilasilva

El pasado 3 de julio tuvimos con nosotros a Lorenzo Silva en Alicante. El autor, sobre el que ya hemos hablado otras veces en este blog, concedió una entrevista para Onda Regional de Murcia que realizó Gregorio León. Hoy, Gregorio me ha enviado el resultado, y quiero compartirlo con vosotros.

Además Aquí tenéis la entrevista realizada el mismo día por Carlos Arcaya para Cadena Ser Alicante.
http://play.cadenaser.com/widget/audio/085RD010000000059790/

Las quejas

Eduardo Boix

Solemos quejarnos de todo. Del calor en verano y del frío en invierno, del servicio de los bares, de los precios en el supermercado ó de los gritos de la vecina a altas horas de la noche. Somos materialmente sensibles pero es lo que hay. Somos una especie gritona y ruidosa, somos españoles y con un carácter marcadamente latino. No sabemos ser de otra forma es nuestra seña de identidad, lo llevamos en el ADN. Muchas de nuestras quejas son fundadas, otras no tanto y a veces nos quejamos de vicio, porque no tenemos razones para ello.

Siempre nos hemos quejado de que la cultura Alicantina no funciona o no recibe apoyos institucionales. Tendemos a creer siempre que lo nuestro, como artistas, siempre es lo mejor, lo que mas vale. Como espectadores también estamos seguros de que lo que nos gusta a nosotros es lo que vale y nada más. Somos así de egocéntricos, lo nuestro es lo mejor lo de lo demás no sirve. La gestión cultural no es tarea sencilla, juegan muchos factores en contra, pero Alicante ciudad y provincia tiene muchas actividades en las que disfrutas, muchos eventos a los que acudir. Festivales de cine, ferias del libro, recitales de poesía, presentaciones de libro, festivales de música de diversa índole(jazz, negra, etc.), actividades al aire libre. A pesar de todo esto sigo escuchando de vez en cuando frases del tipo “En Alicante no hay cultura” o “aquí no se hace nada”, pero luego no van a nada de lo que se hace ni apoyan nada de lo que hay. Esto es un mal muy humano llamado envidia, si no es mío no vale, lo quiero mío. Por suerte estamos en un buen momento en el sureste español, la creatividad se desborda y las redes sociales han abierto la puerta al campo. Que siga la racha.

Viaje al fin de la noche

No hay cosa que mas me guste que los libros de viejo. Disfruto buceando entre ediciones y

eduardo Boix
Por Eduardo Boix

colecciones, que en la mayoría de los casos, ya no existen. Han muerto y nacido tantas editoriales como edad tiene el planeta tierra. Me encanta comprobar como el diseño editorial ha evolucionado hacia un lugar que a veces rememora viejo diseños. El librero de viejo es, para mí, el oficio más bonito que hay después de el de farero.

El pasado jueves 21 de Abril de 2016 me acerqué a la vecina ciudad de Alicante con un doble objetivo. Uno visitar la feria del libro y ver a los organizadores de la misma. Paseé por un Alicante tempestivo, el viento era uno de los protagonistas, saludé a Mariano Sánchez Soler, Ralph del Valle y tantos amigos y amigas que andaban por ahí, en nuestra patria, los libros. No pensaba comprar nada pero la caseta de una librería de viejo me atrajo. Ahí estaba parte de la colección Literatura contemporánea de Seix Barral del año 1985. Un libro, que parecía tener vida propia, me llamó. Viaje al fin de la noche de Louis Ferdinand Celine, aquellas letras doradas marcando el nombre, me deslumbraron. Llevaba tiempo buscando este libro del escritor francés. Siempre me ha fascinado a pesar de su mala fama, por su apoyo abierto al nazismo. Yo siempre he intentado separar vida y obra y este era un claro ejemplo. Celine es el maestro de otros muchos y uno de los pioneros del realismo sucio.

Me volví feliz, dichoso. Con cierta pena, porque al carecer de coche tenía que depender de los horarios del tren. Supe que me llevaba un tesoro. Una joya más para mi inmensa biblioteca. Celine se venía conmigo, formaría parte de mi vida. Viajaría conmigo al final de la noche.