Para este verano: Murakami

Me pidieron que recomendara un libro para leer en verano. Se podrán imaginar que a mi mente llegó una lista interminable. Sin embargo, hoy quiero recomendar uno para leer en verano y en invierno, para todos aquellos que comienzan a escribir, para los que asisten a talleres literarios o simplemente muestran simpatía por el arte de redactar historias.

Antes de eso, hablemos de su autor.

No sé si Haruki Murakami es el escritor más leído de Japón. Si no es así, no andará muy lejos de los primeros puestos. Un escritor de vocación tardía, amante del ejercicio físico y del jazz, posee un estilo único en el arte de componer novelas.

248439_portada_de-que-hablo-cuando-hablo-de-escribir_haruki-murakami_201701251238En el libro De qué hablo cuando hablo de escribir, Murakami nos detalla como fueron sus inicios –nada fáciles–, lo poco predestinado que estaba para convertirse en lo que es y, sobretodo, como fue pasando por las diferentes adversidades que a todo novelista marcan para siempre. Lo mucho y lo poco que le afectaron algunas críticas y, también, como se convirtió en un escritor de éxito.

Poco dado a los actos públicos, Murakami reflexiona en este libro sobre cómo los escritores envejecen con sus lectores; cómo se impuso su propia disciplina para ser escritor una vez que tomó la decisión de serlo, cómo carecía del talento necesario para hacer largas composiciones novelescas y la forma en que la fue consiguiendo.

No es un libro mágico. No da fórmulas secretas. Pero se me antoja recomendable cuando el lienzo de las palabras se torna negro para todos aquellos que se inician, o que ya están en el mundo de la escritura. Un libro, tal vez, para inspirarse.

Jorge Chillón
http://www.jorgechillon.com

#ElSaborDeLasPalabras | Juan Eslava Galán

Hace un par de semanas contamos con una visita de lujo. Juan Eslava Galán formó parte de nuestro ciclo de cenas literarias #ElSaborDeLasPalabras. Como sabéis,  Eslava es uno de los autores más prolíficos que hay en nuestro país (publica una media de dos libros año). Lo cierto es que personalmente solo habíamos hablado en una ocasión, en la gala del Premio Azorín del pasado mes de marzo, pero no tardó nada en aceptar la propuesta de nuestra cena mensual.
A veces conoces a alguien que te hace dar una vuelta de tuerca a viejas ideas. Juan nos estuvo hablando de cómo se construye una novela, de qué hace falta para documentar una historia y de qué tipos de escritores hay. A mí me consiguió despertar ese impulso dormido de la escritura y desempolvar una historia que, si todo sale bien, verá la luz en unos meses, sea por un medio u otro.
Os voy a dejar aquí el vídeo resumen de su visita, como hacemos con todos los autores de este ciclo. Pero os voy a dejar una pregunta a los que escribís normalmente: ¿sois escritores brújula o escritores mapa?

Nos vemos pronto

Viaje al fin de la noche

No hay cosa que mas me guste que los libros de viejo. Disfruto buceando entre ediciones y

eduardo Boix
Por Eduardo Boix

colecciones, que en la mayoría de los casos, ya no existen. Han muerto y nacido tantas editoriales como edad tiene el planeta tierra. Me encanta comprobar como el diseño editorial ha evolucionado hacia un lugar que a veces rememora viejo diseños. El librero de viejo es, para mí, el oficio más bonito que hay después de el de farero.

El pasado jueves 21 de Abril de 2016 me acerqué a la vecina ciudad de Alicante con un doble objetivo. Uno visitar la feria del libro y ver a los organizadores de la misma. Paseé por un Alicante tempestivo, el viento era uno de los protagonistas, saludé a Mariano Sánchez Soler, Ralph del Valle y tantos amigos y amigas que andaban por ahí, en nuestra patria, los libros. No pensaba comprar nada pero la caseta de una librería de viejo me atrajo. Ahí estaba parte de la colección Literatura contemporánea de Seix Barral del año 1985. Un libro, que parecía tener vida propia, me llamó. Viaje al fin de la noche de Louis Ferdinand Celine, aquellas letras doradas marcando el nombre, me deslumbraron. Llevaba tiempo buscando este libro del escritor francés. Siempre me ha fascinado a pesar de su mala fama, por su apoyo abierto al nazismo. Yo siempre he intentado separar vida y obra y este era un claro ejemplo. Celine es el maestro de otros muchos y uno de los pioneros del realismo sucio.

Me volví feliz, dichoso. Con cierta pena, porque al carecer de coche tenía que depender de los horarios del tren. Supe que me llevaba un tesoro. Una joya más para mi inmensa biblioteca. Celine se venía conmigo, formaría parte de mi vida. Viajaría conmigo al final de la noche.