Los sueños cine son

Era difícil imaginar que él, precisamente él y aquella mirada lograrían que la humedad reinara de nuevo entre sus piernas. Hacía ya meses que no sabía lo que era el sexo y mucho más tiempo que no utilizaba la palabra amor. La vida -como una apisonadora- había borrado de sus planes cualquier intento de felicidad compartida, de rozar de nuevo otros labios, de acariciar el deseo en la piel de otro hombre. La vida, como digo, había machacado su deseo y desde hacía meses sus piernas se mantenían herméticamente cerradas, amparadas por la barrera que solo consigue el miedo.
Había quedado para comer con un viejo amigo, uno de esos que están cuando quieren pero nunca cuando se les espera. Contaba ya con suspiros el tiempo que llevaba esperando en la mesa del restaurante, dos minutos más -se decía- y al final nunca terminaba de irse. De pronto apareció, con la tremenda pasividad del que se cree imprescindible, acompañado de otro hombre con el que ella no se tardó en reconocer… Cuánto tiempo, dijeron, y cómo tú por aquí. Y la vida dio un paso al frente de difícil retorno.
Se habían conocido otras veces, como quien coincide en la cafetería y se saluda por rutina, ella aquí y él allí, en la distancia acordada por las normas sociales que rigen la indiferencia. Pero ese día fue distinto, no sabía bien por qué, pero al verlo entrar ella supo que algo había cambiado.
El camarero les sirvió lo de siempre y preguntó al nuevo acompañante, lo mismo que ella -dijo-, y le permitió retirarse con el deber cumplido. ¿Y qué es de ti? Se preguntaron mutuamente. Nada, respondieron, que la vida pasa y pasa y uno se vuelve solitario. Cómo te entiendo. Y ahí aparentemente terminó todo, aunque dame tu móvil -le dijo ella- y así te tengo localizado por si lo que sea. Bueno -dijo él- con esa falsa indiferencia. Y la comida terminó y todos se fueron a su casa.
Nadie dio importancia a las miradas, pero ellas son las que dictan el destino de las cosas. Él creyó que ella lo observaba y ella pensó que entre bocado y bocado él la espiaba por el rabillo del ojo.
De pronto, mientras ella se duchaba a media tarde el sonido del móvil la sacó repentinamente de la bañera. -Me han regalado unas entradas para una peli y si quieres te las doy para ir con alguna amiga. -Es un poco tarde para avisar, pero si me llevas voy contigo. -¿En serio? -No veo el problema. – A las nueve y media te recojo.
Y de nuevo las miradas campaban a sus anchas, dirigiéndose una y otra vez a la pantalla del móvil por temor a una retirada a tiempo. A un fracaso precoz, al desengaño estúpido que los perseguía. No era buena idea y lo sabían, pero qué hacer cuando la vida se pone así de caprichosa. Tampoco es delito soñar, pensaron y a las nueve y media empezó el juego.
Ella bajó sorprendentemente preparada. Él se había puesto camisa y zapatos. -¿Siempre te vistes así para ir al cine? -¿y tú? -Yo sí, siempre. -Claro que sí.
Y aparcaron, y se sentaron en el cine, y la película empezó. Y otra vez los ojos, esos malditos ojos, empezaron a cruzarse atravesados por la luz del proyector que revelaba una sala prácticamente vacía. Ella abrió ligeramente las piernas y la falda del vestido se tensó, recogiendo por abajo los fluidos del deseo que desde el medio día la habían perseguido. Él no se atrevió a mirar, pero tendió su mano hasta la de ella. De pronto las miradas se retiraron y mientras ambos simulaban ver la película con atención ella llevó la mano de él hasta sus muslos y la sumergió en la humedad de su sexo. Él comenzó a palpar con interés, buscando ese botón oculto, dueño de la vida y del placer. Lo acarició durante unos minutos con el mismo ritmo que ella perdía en su respiración. Todo empezaba a mojarse precipitadamente y él no tuvo más remedio que abrir su pantalón antes de que estallase. Empezó a agitar su pene con fuerza mientras observaba cómo ella se escurría de placer en su butaca. Ella se giró para mirarlo,porque la excitaba ver cómo él los hacía gozar a los dos al mismo tiempo, pero no tardó en relevarlo, y mirando a su alrededor y comprobando que nadie los observaba se agachó frente a él para meterse el pene en la boca. Durante unos minutos lo acarició de arriba a a abajo succionando el glande y jugando con la lengua de un lado a otro. Él casi se volvía loco de placer cuando ella además le bajó del todo los pantalones y comenzó a acariciarle el interior de los muslos y el ano. Controla los gemidos -le dijo ella-, y él se mordió los labios. No puedo mantener este ritmo, no puedo. Y con la mano, todavía húmeda por ella tapó su boca y la empujó despacio hacia atrás. Se agachó y la tumbó boca arriba. Levantó su falda hasta su cintura y la miró a los ojos directamente, la miró por primera vez de verdad y le dijo “ahora te la voy a meter, pero no gimas, te voy a hacer gozar, pero no grites, aunque te mueras de placer solo te dejo me mires silenciosamente y a los ojos”. Y ella obedeció y le abrió su puertas. Durante varios minutos se mordieron los labios sin apartar las miradas, y cuando al fin una lágrima de contención brotó de los ojos de ella él permitió que su cuerpo que fuese detrás, que se acompasaran los fluidos y que el calor y la humedad se adueñaran del momento y de la sala.
Luego se encendieron las luces y se giro cada uno hacia la butaca del otro. Las manos apretadas sobre sus regazos, recogieron las cosas y se dispusieron a salir de la sala. De camino al coche ella le preguntó si le había gustado la película, él le respondió que no se podía imaginar cuánto, ella susurrando le dijo, tú no sabes lo que puedo llegar a imaginar.

Kiki, el amor se hace

Trabajo alegre y vitalista donde hay una gran explosión de color

El pasado 1 de abril se estrenó Kiki, el amor se hace. Un nuevo éxito en taquilla que solo durante el fin de semana superó los 700.000€ de

Bea Martínez
Por Bea Martínez

recaudación y que tras la publicación de esta crítica esperamos que ya haya superado el millón de euros. (Lo mejor es que según datos de Rentrack Spain ha logrado superar en algunas zonas al blockbuster americano Batman VS Superman). Una comedia que ha pasado a ser el segundo mejor estreno de cine español este año. El primero es el thriller Cien años de perdón de Daniel Calparsoro, que sigue en taquilla y también os recomendamos.

El cine español vive un momento dulce. Nuevos directores se abren camino, mientras que los de mayor recorrido se mantienen y regresan con nuevos trabajos, como es el caso de Pedro Almodóvar que estrena Julieta el próximo 8 de abril y que será nuestra nueva crítica.

Kiki_el_amor_se_hace-949639720-largeEsta es la tercera película que dirige Paco León, una nueva comedia -pero esta vez de encargo-. Se trata de un remake de la película australiana ‘Little Death’, pero con el sello particular del director. Una producción de Vértigo Films y Telecinco Cinema con más de 2 millones de presupuesto. Fue rodada en verano del 2015 en Madrid, en los barrios de Lavapiés, Malasaña, La latina o Serrano. Barrios de gran personalidad y encanto que quedan reflejados en la película.

En el reparto, actores conocidos por el espectador entre los que destacamos Álex García (La Novia, Tierra de Lobos), Natalia de Molina, (reciente ganadora del Goya como Mejor Actriz en Techo y Comida), Luis Callejo (El barco, serie de tv) Candela Peña, Luis Bermejo,  Alexandra Jiménez (Embarazados o Anacleto), Javier Rey (Velvet, serie de tv) y justo entre ellos a Paco León como maestro de ceremonias.

Con Kiki,el amor se hace, el público vuelve a disfrutar de una película española en una sala de cine. Risas compartidas, situaciones disparatadas, sexo, parafilias y tras 102 minutos, aplausos y un buen sabor de boca para el espectador. Quizás este sea el resumen que más concuerda con una película que os invito a ver si queréis pasar un buen rato. Eso sí, hay que ir con una mente abierta y dejando los prejuicios a un lado porque es una película para disfrutar; cinco historias donde el punto común es el sexo, y a pesar de lo surrealista que son algunas de las situaciones donde quedan de manifiesto las filias, en la20150831-11061264w película no aparece en ningún momento ni de forma gratuita ningún pene ni vagina, como muchos pueden pensar de manera errónea. Eso sí, el cuerpo femenino es una manifestación de belleza y lujuria. Diferentes formas de enfrentar la sexualidad, de forma libre, particular y única como lo somos todos los seres humanos.

La película atrapa el interés del espectador desde el inicio gracias a una colorida cabecera donde la contraposición de imágenes sirve de punto de partida para presentar la historia y algunos de sus personajes. Otro aspecto positivo es su banda sonora -que estamos seguros de que pronto podremos escucharla en nuestra vida diaria-.

Es un trabajo alegre y vitalista donde hay una gran explosión de color, divertidos dobles sentidos -sobre todo con fruta-, pero tratados de una forma llana y con buen gusto.

Kiki_MDSIMA20150902_1797_43Paco León es actor, productor y director. Su primera incursión en televisión fue en 1999 en una cadena autonómica. En 2003 ya en una cadena nacional comenzó a llamar la atención con el programa Homo Zaping donde interpretaba a varios personajes. Su gran éxito, y el corazón de muchos españoles llegó el 16 de enero de 2005 con su personaje de Luisma en la serie Aida que estuvo en emisión hasta el 2014. Un hombre polifacético que cuenta con más de medio millón de seguidores en twitter y que no le importa desnudarse para celebrarlo como recientemente hizo también en Instagram. Con este nuevo trabajo da un salto exponencial tras sus “Carminas”, trabajos que saco adelante sin apenas presupuesto, dónde su madre y su hermana eran las protagonistas de la historia que en clave de comedia se trataba la muerte. Una particular visión de ver el cine como un producto, que se ha de adaptar a las nuevas formas de consumo y se estreno de forma a la vez en salas de cine, formato domestico y plataformas digitales.

Trailer https://youtu.be/4KJHuu8Lxmk

CANCIONES COMPLETAS DE LA BANDA SONORA

Canción completa Enamorada singles extraídos de Canciones sin ropa, el CD del dueto Pedrina y Rio Aquí

Canción ‘Foto pa ti’ de la artista chilena Mariel Mariel https://www.youtube.com/watch?v=0c5V96p43gA

Nota: “Se han contabilizado más de 500 parafilias, patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos, pero en la película se muestran cuatro dacrifilia (excitarse con las lágrimas), somnofilia (llegar al orgasmo gracias a alguien que duerme), la harpaxofilia (experimentar placer al ser robado) o la elifilia (Experimentar placer con determinados tejjidos).”

LA JUVENTUD –YOUTH- (2015)

Por Luis López Belda

LA GRAN BELLEZA DE LA VEJEZ, LA FRUSTRACION Y LA REDENCION

Calificación: 3,5/5

Paolo Sorrentino, el director de ese placer estético llamado La gran belleza mantiene el pulso en su nuevo film y, conservando el alto nivel de éxtasis visual, se adentra en senderos narrativos bastante diferentes pero complementarios con los de su anterior e inolvidable obra. Si en aquel film ganador del Oscar reflexionaba sobre la decadencia de la ciudad eterna y, por extensión, de toda una cultura y una forma de ver la vida esencialmente mediterránea, aquí su foco de interés es bien diferente. Su bisturí nada indoloro con el alma se centra en tipos anglosajones y las preocupaciones discurren por los terrenos de la decrepitud, la frustración, las oportunidades perdidas, la redención, la dificultad de conciliación de carrera profesional y vida personal, el perdón, la reconciliación con los errores del pasado, la inevitable desconexión con el progreso imparable que se lleva por delante la educación sentimental y la cultura popular de generaciones enteras…

Youth-1-e1432217131429Esta amplitud de temas e inquietudes lleva obviamente a la dispersión y a la ambición desmedida y, por tanto, los detractores del italiano tienen espacio de sobra para defenestrarlo. No sólo se le puede achacar un exceso de ambición sino también algunos pueden ver toneladas de pedantería. Si no se entra en la propuesta del director italiano más destacable del cine actual, el film puede resultar aburrido, hueco y pedante. Sin embargo, y en mi caso, disfrute enormemente de la propuesta por su riesgo, su belleza, su nulo temor a tratar temas incomodos sobre las relaciones personales y sentimentales.

De esta manera Sorrentino me atrapó desde el primer minuto gracias también a un perfecto ritmo interno coherente con lo que se está contando, unas prodigiosas interpretaciones (recomendable verla en versión original) y un inteligente uso del lenguaje cinematográfico. Sólo algunos bajones de ritmo y ciertas escenas prescindibles alejan al film de la excelencia.

FICHA ARTISTICA Y SINOPSIS

Italia-Suiza-Francia-Reino Unido, 2015.- 121 minutos.- Director: Paolo Sorrentino.- Intérpretes: Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda, Tom Lipinski, Poppy Corby-Tuech, Madalina Diana Ghenea.- DRAMA.- Fred Ballinger, un gran director de orquesta, pasa unas vacaciones en un hotel de los Alpes con su hija Lena y su amigo Mick, un director de cine al que le cuesta acabar su última película. Fred hace tiempo que ha renunciado a su carrera musical, pero hay alguien que quiere que vuelva a trabajar; desde Londres llega un emisario de la reina Isabel, que debe convencerlo para dirigir un concierto en el Palacio de Buckingham, con motivo del cumpleaños del príncipe Felipe.